¡Nunca manejes cansado!

18 / 05 / 18

 

Cifras del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (Conapra) señalan que 90% de los accidentes de auto son prevenibles. La falta de cultura vial, manejar en exceso de velocidad, en estado de ebriedad y conducir con cansancio, son las principales causas.

La Conapra indica que al año 16 mil personas fallecen en accidentes automovilísticos ocasionados por las causas ya mencionadas y el grupo más vulnerable son los jóvenes que están entre 15 y 20 años.

En el caso específico de los accidentes provocados por cansancio, se deben a que una persona que maneja en esa condición pierde considerablemente su habilidad tras el volante, las reacciones son mucho más lentas cuando se enfrenta a una situación de rápida reacción (frenar o maniobrar con agilidad) e incluso pueden ser nulas si se queda dormido.

El tránsito cotidiano en las grandes ciudades eleva las horas que una persona pasa manejando para llegar a su trabajo o de regreso a su hogar, esto sumado a las jornadas laborales aumenta el estrés y por consecuencia el cansancio.

La recomendación estándar de manejo continuo es de dos horas seguidas por 30 minutos de descanso, esto por desgracia no sucede en urbes como la Ciudad de México, es por ellos que debes tomar en cuenta planificar tus descansos antes de tomar el volante, así minimizarás las posibilidades de percances.

Asimismo, si tienes jornadas de seis días donde utilizas el auto, durante tu séptimo día evita usar el auto, camina y olvídate de las llaves. Tu cuerpo sentirá un relajamiento de los movimientos mecánicos que se hacen al conducir.

Otro punto importante es que muchas personas que suelen planear salidas luego de salir del trabajo, ya que también corren mucho riesgo de sufrir los embates del cansancio. Si tu idea es aprovechar los puentes o las vacaciones, procura que el volante lo tome una persona que esté fresca y despabilada.

Si no se puede, toma en cuenta lo siguiente:

  • No manejes por periodos más largos de dos horas.
  • Aplica descansos de 30 a 45 minutos sin interrupciones.
  • Si notas que los ojos se te cierran para de inmediato y no vuelvas a conducir hasta que estés totalmente recuperado.
  • Mantén ventilado el auto así evitarás el bochorno y el exceso de calor dentro del habitáculo que causa letargo.

 

Recuerda que en tus manos está tu vida y la de tus acompañantes, pon en regla el seguro del auto, dale mantenimiento y toma un rico descanso antes de salir de viaje.

 

Fuente:

Staff GNP Driving School

cotizador

Asegurar tu auto es proteger tu patrimonio en caso de accidente.
GNP Seguros te ofrece una protección a la medida.
Cotiza el seguro para tu auto.
¡Es rapidísimo!

Click aquí

socios

OCESA utiliza cookies con el fin de ofrecerte información personalizada. Para desactivarlas, ingresa a la opción de Privacidad de tu navegador (ubicada en Opciones de Internet, Ajustes o Preferencias) y selecciona la casilla correspondiente. Para más detalles, consulta nuestro Aviso de Privacidad.