Frenos ABS, seguridad en tu auto

08 / 11 / 17

Cuando compramos un auto debemos tomar en cuenta varios aspectos, aunque, a veces, por ahorrarnos unos pesos dejamos de lado modelos que nos ofrecen más protección, recuerda que nada es más valioso que nuestras vidas. En el caso de los automóviles, dependiendo el modelo, pueden venir equipados, entre otras cosas, con más bolsas de aire y frenos ABS.

En el caso del Sistema de Frenos Antibloqueo (ABS, por sus siglas en inglés) fue desarrollado para que en una situación extrema el conductor no pierda el control de la unidad, ya que éste, evita que las  ruedas se bloqueen y se patinen.

Al evitar este arrastre el auto permanece estable, sin giros peligrosos y permite que la velocidad disminuya paulatinamente. Como ejemplo, si eres fan de las carreras de autos fórmula, en las imágines podrás ver muy seguido que cuando ellos frenan de manera súbita sus llantas se paran en seco provocando que el auto siga su curso sin que el piloto pueda hacer algo para que el monoplaza gire a donde ellos quieren.

Con los ABS podrás girar el auto evitando colisionar con otros carros u obstáculos mientras frenas. Su sistema cuenta con varios sensores que transmiten información de las ruedas al control electrónico, éste al percatarse de alguna variación de revoluciones compensa la presión hidráulica de los fluidos de frenos, evitando así que las llantas entren en bloqueo.

Si quieres aprender el funcionamiento de los ABS en la práctica, te recomendamos tomar el curso que ofrece GNP Driving School, donde entenderás cómo usarlos en un momento de emergencia y a reconocer los sonidos de su mecánica cuando estén en funcionamiento para que no entres en pánico.

Fuente: Reportero en automovilismo Juan Carlos Gleez

cotizador

Asegurar tu auto es proteger tu patrimonio en caso de accidente.
GNP Seguros te ofrece una protección a la medida.
Cotiza el seguro para tu auto.
¡Es rapidísimo!

Click aquí

socios

OCESA utiliza cookies con el fin de ofrecerte información personalizada. Para desactivarlas, ingresa a la opción de Privacidad de tu navegador (ubicada en Opciones de Internet, Ajustes o Preferencias) y selecciona la casilla correspondiente. Para más detalles, consulta nuestro Aviso de Privacidad.